'  '













 'BugTraq:   '



Rambler's Top100



:

:


WIPO Domain Name Decision: D2000-1765

 

Centro de Mediacin y Arbitraje de la OMPI

 

DECISION DEL PANEL ADMINISTRATIVO

Recoletos Compaña Editorial, S.A. v. Recoletos.com

Caso No. D2000-1765

 

1. Las Partes

La demandante es la editorial Recoletos Compaña Editorial, S.A., con domicilio en el Paseo de la Castellana, 66, Madrid, España, constituida en escritura pblica otorgada el da 25 de abril de 1984. El demandado es el sujeto denominado Recoletos.com, con domicilio desconocido y sin mayores datos de identificacin que los de su representante, Miguel Garca Quintas.

 

2. El Nombre de Dominio y el Registrador

La demanda tiene como objeto el nombre de dominio <recoletos.com>.

La entidad registradora del citado dominio es Bulkregister.com, Inc., domiciliada a efectos de contacto en 7 East Redwood Street, Third Floor, Baltimore, MD 21202, Estados Unidos de Amrica.

 

3. Iter Procedimental

Una Demanda, de acuerdo con la "Poltica Uniforme de Solucin de Controversias en materia de Nombres de Dominio" (en lo sucesivo, denominada "Poltica Uniforme"), segn fue adoptada por el ICANN el 24 de octubre de 1999, y de acuerdo con el Reglamento igualmente adoptado por el ICANN para dicha "Poltica Uniforme" (en lo sucesivo, "el Reglamento"), fue presentada ante el Centro de Mediacin y Arbitraje de la OMPI (en lo sucesivo, "el Centro"), el 19 de diciembre de 2000, por medio de correo electrnico, siendo recibida por el Centro el 27 de diciembre de 2000 en formato papel.

Con fecha 20 de diciembre de 2000, el Centro acus recibo del envo de la mencionada Demanda.

Una solicitud de verificacin de Registro fue enviada a la entidad registradora en fecha de 21 de diciembre de 2000, contestada positivamente por dicha entidad en

fecha de 21 de diciembre de 2000, confirmando sta (i) que le haba llegado copia de la Demanda, de acuerdo con el Pargrafo 4.(b) del Reglamento en fecha de 21 de diciembre de 2000; (ii) que el nombre de dominio objeto de controversia haba sido registrado ante ella; (iii) que el titular de dicho nombre de dominio es Recoletos.com; (iv) los datos de contacto administrativo y dems necesarios para proceder al registro de un nombre de dominio; (v) que la Poltica Uniforme y el Reglamento son aplicables al nombre de dominio disputado; y (vi) que actualmente el nombre disputado se encuentra en estado "LOCK".

La demanda fue notificada al Demandado el 10 de enero de 2001, tanto por correo electrnico (Demanda sin anexos), como en formato papel por correo ordinario o urgente, dndose inicio al procedimiento desde esa misma fecha. Igual notificacin fue realizada al Demandante, as como al Registrador.

En fecha de 9 de febrero de 2001, despus de habrsele concedido un periodo complementario para ello, el Demandado contest a la Demanda.

En fecha de 26 de febrero de 2001, se notific a las Partes el Nombramiento de Experto para la actual controversia, as como la fecha prevista para que ste comunicase al Centro su Decisin, fecha que se fij en no ms tarde del 11 de marzo de 2001, de conformidad con el Pargrafo 15 del Reglamento.

Dado que las partes han redactado sus respectivos escritos en el idioma castellano y que las partes en la actual controversia conocen y usan plenamente dicha lengua, este Panel Administrativo considera, sobre la base de la facultad que ofrece el Pargrafo 11.(a) del Reglamento, como lengua del procedimiento la lengua castellana y que en ella se dicte la presente Decisin.

 

4. Antecedentes de Hecho

A fin de hacer una narracin lgica de los hechos que han dado lugar al presente procedimiento, es preciso hacer una reseña, en primer lugar, sobre la denominacin de cada una de las partes, as como de su actividad usual en el mercado.

La Demandante es uno de los grupos editoriales y de comunicacin de mayor importancia en España. Las amplias las actividades desarrolladas por la Demandante resultan innegables si atendemos a los siguientes datos aportados con la Demanda: en primer lugar, cotiza en las Bolsas de Madrid, Bilbao y Barcelona (segn se acredita en los Documentos 7, 8 y 9 de los de la Demanda), ascendiendo su valor de participacin a ms de 130 millones de acciones a 0,2 cada una de ellas. En segundo lugar, la Demandante es titular de un grupo de sociedades cuya actividad principal consiste en la produccin de contenidos de informacin y entretenimiento en las reas de deporte y economa, principalmente. Segn se deduce de los Documentos 5 y 6 de los de la Demanda, el objeto social de la Demandante es la edicin de peridicos para su posterior comercializacin, as como la produccin de contenidos audiovisuales y otros servicios culturales.

La Demandante es titular y edita revistas y peridicos de amplia difusin nacional como son Marca, Expansin, Ganar.com, Telva, Diario Mdico entre otros. Entre los datos que aporta la Demandante para demostrar la difusin de sus contenidos se menciona, por ejemplo, que el diario deportivo Marca tiene una media de ms de dos millones de lectores, contando con una difusin del 53,4 % entre los diarios deportivos de su sector, muy por encima, incluso, de peridicos de tirada nacional; o que el diario econmico Expansin tiene una difusin de ms de 178.000 personas al da, ocupando el segundo puesto de penetracin de los peridicos dirigidos a altos directivos. En definitiva, del resto de informacin adjuntada con la Demanda, y relativa a otras publicaciones de la Demandante (especficamente, las de Actualidad Econmica, Telva, Gaceta Universitaria o Ganar.com), se deduce de manera clara y evidente que la actividad editorial y comercial desarrollada por la Demandante es amplia, reputada y conocida en niveles extensos de la poblacin española, llegando a todo tipo de sectores y segmentos de la poblacin.

El Demandado es un sujeto de derecho en cuanto titular de derechos y obligaciones, tras el que se esconde una persona fsica llamada Miguel Garca Quintas como se viene a reconocer claramente en la propia contestacin a la demanda.

En relacin con el Demandado hay que poner de manifiesto que lo registr el 24 de octubre de 2000 ante el Registrador denominado Bulkregister, Inc.

El dominio controvertido es <recoletos.com>. Actualmente, consta registrado an a nombre del Demandado.

La entidad demandante es titular de diversos derechos marcarios, as como de un nombre de dominio ".es". Especficamente, y segn se deduce de los Documentos 5 y 6 obrantes a la Demanda, por lo que se refiere a los derechos marcarios, y al Documento 10, respecto del nombre de dominio ".es". La relacin de tales derechos es como sigue:

<RECOLETOS>, registrada con el nmero 1.516.263 (Clase 16 N.I.), concedida en 29 de abril de 1994. Se trata de una marca registrada en Argentina.

<RECOLETOS: CONFERENCIAS Y FORMACION>, registrada con el nmero 2.186.277 (Clase 41 N.I.), concedida en 22 de febrero de 1999. Si bien de la documentacin adjuntada con la Demanda no se deduce claramente este hecho, este Panelista ha tenido ocasin de verificarlo en la base de datos de la Oficina Española de Patentes y Marcas, accesible en www.oepm.es.

La Demandante es titular actual del nombre de dominio <recoletos.es>, segn se acredita en el Documento 10 de los aportados en la Demanda.

Las marcas alegadas por la Demandante estn en vigor y son objeto de explotacin regular y actual, segn se aprecia de los Documentos 5 y 6, aportados con la Demanda. En concreto, se observa, lo que es relevante a los efectos de la presente Decisin, la importancia de la actividad y extensin cognitiva de la actividad desarrollada por la Demandante.

El Demandado no alega derecho o inters legtimo alguno sobre el nombre de dominio controvertido.

 

5. Pretensiones de las Partes

A. Demandante

La Demandante afirma:

Que es una entidad titular de varios derechos marcarios los cuales pueden considerarse como de carcter notorio en el sector del mercado español de la edicin y de la comunicacin audiovisual.

Que tambin es titular de un nombre de dominio ".es" absolutamente idntico al dominio cuestionado.

Que desarrolla una actividad mercantil en el mercado español e internacional de importancia, como se pone de manifiesto a partir de la documentacin incorporada a la Demanda.

Que es conocida en el mercado español y por los consumidores bajo el nombre <RECOLETOS> coincidente sustancialmente con el dominio controvertido.

Que no slo ofrece servicios audiovisuales y editoriales que se materializan en soportes fsicos, sino que tambin los desarrolla a travs de Internet y por medio del nombre de dominio <recoletos.es>.

Que el nombre de dominio controvertido coincide con el derecho de marca registrado como marca nacional en Argentina del que la Demandante es titular, y es, adems, confusamente similar a la marca registrada en España.

Que el Demandado carece de derechos o intereses legtimos en relacin con el nombre de dominio objeto de la presente controversia.

Que el Demandado no es conocido en el mercado ni se le puede identificar de alguna manera con la marca notoriamente conocida de la que aqul es titular.

Que el Demandado registr y en la actualidad est usando el nombre de dominio discutido de mala fe en la medida en que el Sitio Web correspondiente careci de contenido alguno hasta momento reciente y en el momento de su registro se usaron datos falsos.

Que la mala fe se pone de manifiesto an ms al estar ahora ocupado el Web Site correspondiente al nombre de dominio controvertido con contenidos dedicados a un santo, con lo que lisa y llanamente estaramos ante un supuesto de "ocupacin ciberntica" de espacios virtuales, no pudiendo desconocer el Demandado la trascendencia nacional de las marcas en juego, como se pone de manifiesto, adems, por el hecho de que el Demandado ha registrado otra serie de nombres de dominio, todos ellos coincidentes con marcas y denominaciones sociales de amplio conocimiento en el mercado nacional e internacional.

Que, a consecuencia de todo lo anterior y en definitiva, se produce una evidente confusin en el pblico respecto a las marcas de productos y servicios sobre las que la Demandante ostenta derechos, dndose los requisitos y circunstancias previstos en la Poltica Uniforme y en el Reglamento a fin de que se condene al Demandado a la transferencia de la titularidad sobre el nombre de dominio <recoletos.com> a aqulla.

B. Demandado

La parte Demandada, por su parte, contest a la Demanda sobre la base de las siguientes pretensiones:

Que el hecho de registrar un nombre de dominio +.com no tiene por qu hacerse con nimo defraudatorio.

Que una vez tuvo conocimiento de los datos errneos de registro procedi a cambiarlos, y que si hubiera tenido mala fe no habra aportado los datos correctos de contacto administrativo y de pago.

Que la probabilidad de que se registren nombres de dominio coincidentes con marcas e intereses de terceros es lgica.

Que el nombre disputado no es idntico a la marca registrada en España.

Que el nombre <recoletos.com> representa a aquellos misioneros y religiosos pertenecientes a una determinada orden religiosa, fundada por San Agustn de la que hace una limitada reseña histrica.

Que el fin y objetivo del Sitio Web correspondiente al nombre de dominio es demostrar la profunda devocin del Demandado a San Agustn para que su doctrina y su obra se puedan expandir a travs de Internet por todo el mundo.

Que el Demandado carece de mala fe en el registro del nombre de dominio cuestionado en la medida en que se han registrado tambin otros nombres de dominio que versan sobre San Agustn.

Que a tal efecto aporta un Documento 4 del que, segn el Demandado, se deduce que a fecha 30 de mayo de 2000, el anterior dueño del nombre de dominio era el ahora Demandante.

 

6. Debate y Conclusiones

Reglas aplicables

El Pargrafo 15.(a) del Reglamento establece que el Panel Administrativo resolver la Demanda teniendo en cuenta las declaraciones y los documentos presentados, de conformidad con la Poltica Uniforme y el Reglamento, y de acuerdo con cualesquiera normas y principios de derecho que considere aplicables.

Queda de manifiesto, pues, que en la construccin jurdica de la decisin de este Panel, ste no ha de verse constreñido necesariamente a las reglas establecidas expresamente en el Reglamento o en la Poltica Uniforme, sino que puede tambin recurrir y aplicar normas y principios de Derecho en el bien entendido que tales normas y principios podrn ser de aplicacin nacional, en la medida en que las partes compartan una misma nacionalidad (Casos D2000-0001 y D2000-0896) y, adems, no conste que no residen en un mismo pas o Estado sometido a un mismo Ordenamiento jurdico.

En el presente caso, por consiguiente, sern de aplicacin junto con las reglas de la Poltica Uniforme y del Reglamento, la legislacin española sobre proteccin de marcas y signos distintivos, la regulacin sobre prohibicin de prcticas consideradas como desleales, as como los principios generales de Derecho recogidos en el Ttulo Preliminar del Cdigo Civil español.

Examen de los presupuestos de admisibilidad de la demanda contenidos en el Pargrafo 4 de la Poltica Uniforme y Pargrafo 3.(b).ix del Reglamento

De acuerdo con tales disposiciones, la Poltica Uniforme es aplicable de manera obligatoria cuando se den los tres siguientes elementos:

Que el nombre de dominio controvertido sea idntico o similar hasta el punto de crear confusin con respecto a una marca de productos o servicios sobre la que el demandante tenga derechos,

Que el demandado no tenga derechos o intereses legtimos respecto del nombre de dominio,

Que el demandado posea un nombre de dominio que haya sido registrado y se est utilizando de mala fe.

A fin de llegar a su decisin, este Panel Administrativo, de acuerdo con lo señalado en el Pargrafo 10.(d) del Reglamento, determinar la admisibilidad, pertinencia, importancia relativa y peso de las pruebas aportadas en relacin con los hechos sobre los que gira la controversia.

"4.a.(i) Identidad o similitud hasta el punto de causar confusin"

Este requisito exige que el nombre de dominio disputado sea comparado con las marcas y cualquier otro derecho legtimo del que el Demandante sea titular. As, se dar el requisito de la identidad cuando objetivamente exista una exacta reproduccin de los elementos bsicos o fundamentales que conforman los signos enfrentados; mientras que habr similitud que causa confusin cuando subjetivamente el examinador llegue a esta conclusin a partir de una serie de razonables criterios de comparacin.

En primer trmino, existe identidad, como ha quedado dicho, si ambos signos distintivos estn constituidos exactamente por las mismas letras o vocablos, o si lo estn a partir de partes sustanciales de los signos a considerar. En segundo lugar, el nombre de dominio es similar hasta el punto de causar confusin cuando es similar respecto del nombre de dominio o marca o cualquier otro derecho legtimo del Demandante hasta el punto de causar confusin sobre el verdadero origen de las actividades del Demandado o de crear en el pblico el riesgo de asociacin con las que el Demandante desarrolle pacfica y legtimamente en el mercado, entendiendo este concepto en un sentido amplio, abarcando no slo las actividades propias del legtimo titular de derechos off line, sino tambin las realizadas on line.

El riesgo de identidad o confusin puede ser debido a una identidad sustancial entre las palabras o letras usadas por el Demandante para identificarse en el mercado y el nombre de dominio del Demandado. Esta identidad sustancial podr deberse a una elevada coincidencia en el nombre de dominio cuestionado de los elementos que conforman los derechos de marca del Demandante, pero no tienen por qu excluirse a priori otras razones, como, por ejemplo, la idntica o parecida actividad que desarrollen las partes en el procedimiento.

A la hora de proceder a la comparacin entre los signos distintivos enfrentados no es relevante tener en cuenta la partcula TLD. Las partculas <com>, <org> o <net> no son relevantes para establecer la comparacin, ya que aqullas no añaden particularidad alguna o diferencia al nombre de dominio elegido por el titular del nombre de dominio cuestionado. Las partculas referidas nicamente suponen una diferencia terica, en la medida en que sirven para diferenciar el tipo de sector y actividad anunciado a travs del nombre de dominio en cuestin (por ejemplo, que el <com> se usa en actividades comerciales, que el <net> para actividades relacionadas con Internet, etc.). En la prctica, sin embargo, esta finalidad fracasa estrepitosamente ya que los titulares de nombres de dominio de alto nivel dedican finalmente sus Sitios Web a actividades distintas de aquellas inicialmente previstas bajo las partculas TLD.

En el nombre de dominio <recoletos.com> la palabra <recoletos> conforma, indudablemente, la base fontica fundamental del mencionado nombre de dominio. Por lo tanto, habr que determinar si ese vocablo es idntico o sustancialmente similar con las marcas y nombre de dominio del Demandante hasta el punto de causar confusin en el pblico, en el sentido que ha quedado dicho anteriormente.

Efectuando la comparacin, pues, no debe caber duda de que aunque no se produce una identidad exacta entre el nombre de dominio cuestionado y el derecho de marca registrado en España a favor del Demandante, s que se produce a juicio de este Panelista una similitud que puede llevar a confusin en el pblico en el sentido ya expuesto. Hay que tener presente, en primer lugar, que siendo la base fundamental la de la palabra <recoletos>, la similitud viene dada del hecho de que las palabras <conferencias y formacin> que acompañan a la palabra <recoletos> para formar el derecho marcario de la Demandante pueden considerarse hasta cierto punto como poco identificadoras y genricas dentro de la Clase en la que ha quedado registrado dicho signo distintivo. Realmente, como se pone de manifiesto por el hecho de que el Demandante tenga registrada la palabra <recoletos> en Argentina y de que aparezca en su publicidad institucional constantemente bajo la palabra <recoletos> (lo que puede comprobarse accediendo a los Sitios Web www.marca.es y www.recoletos.es entre otros), debe llegarse a la conclusin de que el parmetro o vocablo que debe tomarse para efectuar la comparacin, por ser el que incorpora, ya decimos, una carga diferenciadora mayor es el de <recoletos>.

Siendo esto as, resulta probado que, efectivamente, existe una similitud entre el derecho marcario de la Demandante <recoletos: conferencias y formacin> y el nombre de dominio disputado <recoletos.com>, la cual puede producir una confusin en el pblico que tenga acceso a ambas pginas sobre el verdadero origen de los Sitios Web en cuestin.

No puede entenderse, tal y como pretende el Demandado, que su eleccin a la hora de crear una denominacin para su nombre de dominio pueda ser entendida como una coincidencia o que no haya sido buscada de forma deliberada, sino que, por el contrario, tal eleccin tiene como consciente finalidad la de causar una confusin respecto del origen empresarial de la titularidad del nombre de dominio cuestionado.

Adems, otra cosa supondra validar el fraude de ley (sancionado por el artculo 7 de nuestro Cdigo Civil) que podra suponer incluir en los nombres de dominio partculas sin importancia o sin peso distintivo en relacin con el conjunto del nombre de dominio, en la idea de que al no coincidir totalmente los signos enfrentados, no debe admitirse la pretensin de la Demandante, que, normalmente, resulta titular de intereses legtimos o de derechos de marca.

Por ltimo, debe mantenerse que hasta el propio Demandado incurre en contradiccin y viene a admitir implcitamente la no-exigibilidad de que se d una completa identidad entre los derechos de marca y el nombre de dominio. No de otro modo debe interpretarse el hecho de que, estando dedicado el Sitio Web www.recoletos.com presuntamente a San Agustn de Recoletos, debera haber utilizado todas las palabras que conforman el nombre de tan venerable santo y no slo la parte ms reconocida de dicho nombre. Al no hacerlo as, repetimos, viene a admitir implcitamente la posibilidad de confusin.

Por otra parte, s se produce una indudable identidad con el derecho de marca registrado en Argentina a favor de la Demandante.

Por ltimo, hay que tener presente que el uso y el registro de las marcas a favor del Demandante ha sido previo al registro del nombre de dominio en cuestin.

Teniendo presente los mencionados criterios, as como la actividad notoria desarrollada por la Demandante, no hay razn para considerar que la marca internacional, registrada en Argentina <recoletos> y la marca nacional <recoletos: conferencias y formacin>, debidamente registradas por el Demandante, son similares hasta el punto de causar confusin con el nombre de dominio <recoletos.com>.

En conclusin, el Panel entiende que se cumple el requisito previsto en el Pargrafo 4.a.(i) de la Poltica Uniforme.

"4.a.(ii) Ausencia de derechos o intereses legtimos del Demandado en el nombre de dominio <recoletos.com>

Al Panel administrativo no le consta que los nombres de dominio en disputa coincidan en parte o en su totalidad con un derecho de marca o una denominacin de la que el Demandado sea titular.

En la oportunidad procesal que tuvo para ello, el Demandado no ha aportado prueba alguna de que viniera usando el nombre de dominio disputado con anterioridad al momento en que el Demandante registr sus signos distintivos, como prueba de inters legtimo que, entre otras, propone la Poltica Uniforme.

Por consiguiente, el Demandado perdi su oportunidad procesal de aportar alguna prueba acerca del inters legtimo o derecho del que creyera estar en posesin a fin de justificar algn tipo de derecho o inters sobre el nombre de dominio <recoletos.com>, si es que alguno pudiera haber. O dicho de otro modo, si el Demandado hubiera tenido algn inters legtimo o derecho, susceptible de registro o no, sobre el vocablo que conforma el nombre de dominio <recoletos.com>, aparte de la diatriba increble que hace sobre la figura de San Agustn y la orden religiosa de los Recoletos, el Demandado debera haber adoptado una posicin mucho ms activa a la hora de defender tales supuestos intereses legtimos o derechos que, en su caso, hubieran podido justificar su derecho a registrar y usar pacficamente, y sin perjuicio de derecho o inters de tercero, el mencionado nombre de dominio.

Al no haber obrado de ese modo, y una vez que el Demandante ha probado suficientemente la existencia de registros de marca en España y en Argentina, as como la llevanza de una actividad comercial legtima y estable a travs de distintos signos que incorporan el vocablo <recoletos>, de manera relevante y sustancialmente identificadora, el Panelista debe llegar a la razonable conclusin de que el Demandado no tiene inters legtimo o derecho alguno en el nombre de dominio <recoletos.com> que deba ser ms digno de proteccin que el que poseen los derechos de marca y los intereses comerciales en el mercado español de la Demandante, anteriores en el tiempo a los de aqul.

Por otra parte, ha de acreditarse el derecho que tambin ostenta la Demandante sobre el nombre de dominio <recoletos.es>. En este sentido, merece la pena poner de manifiesto cmo las normas por las que se autoriza el uso legtimo de los nombres de dominio ".es" exige que el solicitante haga valer bien un derecho de marca, debidamente registrado y reconocido ante la Oficina Española de Patentes y Marcas, bien un nombre comercial o bien una denominacin social a fin de recibir la oportuna autorizacin para el uso del nombre de dominio solicitado. El hecho de que el Demandante tenga la meritada autorizacin no slo refuerza an ms su derecho e inters legtimo al uso del nombre de dominio <recoletos.es> (Documento 10 de la Demanda), sino que tambin a contrario implica la ausencia de derecho o inters legtimo por parte del Demandado sobre el mismo.

Finalmente, no debe pasarse por alto la circunstancia de que la propia Demandante niega la existencia de acuerdo contractual de licencia, venta o cesin, o relacin contractual o comercial alguna, en virtud del cual el Demandado pudiera alegar debidamente algn tipo de derecho, licencia o inters para el uso legtimo del nombre de dominio <recoletos.com>.

Consecuentemente, el Panelista entiende que se da el requisito exigido por el Pargrafo 4.a.(ii) de la Poltica Uniforme.

"4.a.(iii) Registro y uso del nombre de dominio de mala fe por parte del Demandado"

En lo que se refiere al requisito de la mala fe, el Panelista debe tener en consideracin, en primer lugar, el hecho de que el Demandante es titular de diversos derechos de marca que incorporan de manera predominante o fundamental el vocablo <recoletos> tal y como ha sido probado en los Documentos 5, 6 y 10 de los aportados con la Demanda.

Debido al hecho de los registros anteriormente mencionados; a la amplia y variada actividad, financiera, mercantil y social, desarrollada por la Demandante a travs de sus derechos de marca; al carcter notorio y bien conocido de tales derechos de marca y de su imagen corporativa en el mbito geogrfico, mercantil y jurdico en el que conviven Demandante y Demandado, y tambin al hecho de que el Demandado tiene la nacionalidad española, debe entenderse como inconcebible que el Demandado no tuviese conocimiento en el momento del registro y posteriormente de los derechos marcarios y/o intereses legtimos del Demandante sobre el vocablo <RECOLETOS>.

Adems, como ha probado el Demandante, el Demandado ha registrado anteriormente tambin una larga serie de nombres de dominio coincidentes con derechos de marca, denominaciones sociales o nombres que incorporan un inters legtimo en la medida en que se identifican con una imagen corporativa determinada y ampliamente conocida del pblico en el mercado (Documentos 1, 20 y 21 de los de la Demanda). De hecho, el Demandado ha tenido ocasin de verse envuelto en otros procesos en los que se discuta sobre la titularidad de nombres de dominio coincidentes con marcas renombradas o famosas (citados por el Demandante, as D2000-140, D2000-751, entre otros como en el Caso Don Algodn), lo que ya pone de manifiesto el nimo que persigui el Demandado a la hora de proceder al registro de determinados nombres de dominio.

Por consiguiente, de todas las anteriores circunstancias, el Panelista ha de llegar a la lgica, razonable y legtima conclusin de que el Demandado era completamente consciente de que el registro del nombre de dominio <recoletos.com>, sobre el que el Demandado no tiene derecho o inters legtimo, fue algo deliberado, no casual, hecho con el nimo subjetivo de querer as causar un daño y perjudicar los derechos e intereses legtimos del Demandante.

Recurriendo a la Ley de Competencia Desleal española, cuyo artculo 5 sanciona como desleal el desarrollo de una actividad objetivamente contraria a la buena fe, se llega inevitablemente al mismo resultado. El tipo de comportamiento sancionado no es aquel que el propio sujeto infractor pueda suponer que es ilcito (punto de vista subjetivo), sino antes bien el que objetivamente resulta contrario a las mnimas exigencias de un comportamiento tico y conforme a los buenos usos y prcticas mercantiles. Desde este punto de vista, es evidente que el tipo de actividad llevada a cabo por el Demandado (esto es, registro de nombres de dominio coincidentes con marcas renombradas o notorias), el uso de un trmino o vocablo que causa confusin con otros existentes en el mercado nacional (de donde, por cierto, es tambin el Demandado) registrados a favor del Demandante, as como la ausencia de un inters legtimo digno de proteccin por parte del Demandado deben llevar a la conclusin de que, efectivamente, el comportamiento del Demandado es desleal por ser objetivamente contrario a la buena fe y hacerse a partir del reconocimiento y reputacin ganado por otro en el mercado.

As pues, el Panelista entiende que el nombre de dominio <recoletos.com> fue registrado y est siendo usado de mala fe.

 

7. Decisin

De acuerdo con lo dispuesto en los Pargrafos 4 (i) de la Poltica Uniforme y 15 del Reglamento, as como con lo señalado en la Ley de Competencia Desleal y el Cdigo Civil españoles, la Demandante ha probado que el nombre de dominio disputado es similar hasta el punto de poder causar confusin respecto de derechos de marca de su titularidad, as como al nombre de dominio <recoletos.es> del que tambin es titular; que el Demandado carece de inters legtimo o derecho en el uso del nombre en cuestin, no habiendo probado a su vez el Demandado que ostente derechos o intereses legtimos sobre dicho nombre dignos de proteccin; que el Demandado est usando y ha registrado de mala fe tal nombre. Por consiguiente, conforme con los preceptos antes mencionados, este Panelista requiere que se proceda a la transferencia del nombre de dominio <recoletos.com> al Demandante, segn los remedios jurdicos por l solicitados.

 

 

Jose Carlos Erdozain
Panelista Unico

Fecha: 11 de marzo de 2001

 

: https://internet-law.ru/intlaw/udrp/2000/d2000-1765.html

 

:

 


 

:


ArtStyle Group

!

, , .

, .