'  '













 'BugTraq:   '



Rambler's Top100



:

:


 

Centro de Mediacin y Arbitraje de la OMPI

 

DECISIÓN DEL PANEL ADMINISTRATIVO

Vallehermoso, S.A. v. Juan Carlos Zamora Guadalupe

Caso N D2001-0170

 

1. Las partes

La demandante es Vallehermoso, S.A., mercantil de derecho español, domiciliada en Madrid.

El demandado es D. Juan Carlos Zamora Guadalupe, ciudadano español domiciliado en Las Palmas de Gran Canaria.

 

2. Nombre de dominio y entidad registradora

El nombre de dominio objeto de este procedimiento es <vallehermoso.com>.

El registrador de este nombre de dominio es Register.com, Inc. con domicilio en 575 8th Avenue, 11th Floor, New York, NY 10018, Estados Unidos de Amrica.

 

3. Iter procedimental

3.1. Con fecha 31 de enero de 2001 se present por va electrnica en el Centro de Mediacin y Arbitraje de la OMPI (en adelante el "Centro") una demanda de acuerdo con la Poltica Uniforme de Solucin de Controversias en Materia de Nombres de Dominio de la ICANN (en lo sucesivo "Poltica"), el Reglamento de la Poltica uniforme de solucin de controversias en materia de nombres de dominio (en lo sucesivo "Reglamento"), aprobados por la ICANN el 24 de octubre de 1999, y el Reglamento Adicional del Centro de Arbitraje y Mediacin de la OMPI (en lo sucesivo "Reglamento Adicional"). El Centro acus recibo de la demanda remitida por e-mail el 2 de febrero de 2001.

3.2. El 5 de febrero de 2001 la demandante notific que por error se haba remitido copia de la demanda a Network Solutions Inc. cuando el Registrador del dominio <vallehermoso.com> era en ese momento Register.com, en consecuencia comunic que remita en esa fecha una copia de la demanda al Registrador. El 6 de febrero el Centro acus recibo de la modificacin de la demanda en lo que al Registrador se refera.

3.3. El Centro requiri el 5 de febrero de 2001 del Registrador Register.com la confirmacin de los datos de registro de dominio <vallehermoso.com>, recibiendo la confirmacin el 13 de febrero de 2001.

3.4. Con fecha 7 de febrero de 2001, la demandante remiti un correo electrnico al Centro comunicndole que haba un error en cuanto a la identidad del demandado ya que en la base de datos "Whois" de NSI apareca como titular otra persona (bajo las siglas C.Z.), de tal situacin la demandante deduca que el demandado (Pullman AG) haba transferido el dominio a esta otra persona (C.Z.). Por tal razn procedan a redactar de nuevo la demanda, esta vez en idioma español, modificando en consecuencia los datos del demandado. En la misma fecha, la demandante procedi al envo de la misma por correo electrnico al Registrador, al demandado y al Centro.

3.5. En fecha 8 de febrero de 2001, bajo la firma "C.Z.", el Centro recibi un correo electrnico en el que el demandado se sorprenda y quejaba de las imputaciones que la demandante efectuaba en su escrito de demanda. El Panel tendr en cuenta dicho escrito.

3.6. Seguidamente, instruida por el Centro, que a su vez haba sido informado por el Registrador de la identidad del demandado, el 15 de febrero de 2001 la demandante remiti una aclaracin por la que comunicaba que el nombre completo del demandado era Juan Carlos Zamora Guadalupe.

3.7. El 21 de febrero de 2001 el Centro notific al demandado la demanda y el comienzo del procedimiento administrativo por courier (con anexos) y por correo electrnico. El demandado contest a la demanda el 10 de marzo de 2001.

3.8. Despus de recibir la declaracin de aceptacin, independencia e imparcialidad del señor Mario A. Sol Muntañola, el 2 de abril de 2001 el Centro lo design Panelista Unico (el "Panel"), fijndose el 18 de abril de 2001 como fecha lmite para dictar la decisin.

3.9. No hubo presentaciones ulteriores de las partes. La demanda se hizo en español. El demandado contest en español. Adems, el español es el idioma en que se tramitara eventualmente el caso ante la jurisdiccin mutua elegida por la demandante en la demanda que es la del domicilio del demandado (tribunales de Las Palmas de Gran Canaria, España). Por ello, conforme al Reglamento, Pargrafo 11, el Panel decide que el procedimiento contine en español.

 

4. Hechos

Los siguientes hechos y circunstancias mencionados en la demanda y apoyados por sus anexos, y no contestados, o constatados directamente por el Panelista se tienen por verdaderos:

4.1. La demandante es una empresa del sector inmobiliario cuyos orgenes se remontan a 1881 aunque su actual actividad se inicia en 1953, resultando ser la primera inmobiliaria de España por volumen de negocio y por resultados y la nica que est en el ndice burstil español Ibex-35. Es titular del dominio "vallehermoso" bajo el ccTLD ".es", as como del nombre comercial "vallehermoso,S.A." concedido el 22 de noviembre de 1999. Asimismo es titular de 16 marcas nacionales españolas con la denominacin "VALLEHERMOSO", inscritas en las clases 1, 2, 6, 7, 11, 14, 17, 18, 19, 27, 35, 36, 37, 39, 40 y 42, todas ellas concedidas y en vigor. Tambin tiene inscrita una marca comunitaria denominativa "VALLEHERMOSO" y otra mixta en la que a la denominacin se le incorpora el logotipo corporativo, ambas estn concedidas el 31 de enero de 2000 para las clases 6, 11, 19, 35, 36, 37 y 42. La denominacin "VALLEHERMOSO" debe considerarse cuanto menos notoria para el sector en el que desarrolla sus prestaciones.

4.2. El demandado es titular del dominio <vallehermoso.com>, que corresponde a un sitio web activo y que contiene informacin sobre el enclave de Vallehermoso perteneciente al municipio de Vallehermoso, parque nacional de Garajonay, en la Isla Gomera.

 

5. Alegaciones de las partes

5.1. Demandante

(a) Que puesto que ambas partes son residentes en España, y como han señalado diversas resoluciones anteriores, es de aplicacin la legislacin nacional de España. En consecuencia es aplicable la ley de Marcas 32/1988 de 10 de noviembre, segn la cual la demandante tiene el derecho a la exclusiva utilizacin de su denominacin para identificar sus productos en el trfico mercantil. En este sentido se pronunciaba el caso "banesto.com" (D2000-0018), cuya resolucin fue publicada por el diario de negocios Expansin el 23 de marzo de 2001. Dada la gran difusin del dicho diario y puesto que el demandado reside en España es indudable que conoce el contenido de la indicada resolucin, por lo que el uso que efecta del nombre "vallehermoso" en la red constituye una prctica contraria a la buena fe y un uso ilegtimo de la marca.

(b) Que el demandado no ostenta la titularidad de la marca "Vallehermoso" ni ningn otro derecho o inters legtimo para utilizar la denominacin "Vallehermoso", al contrario de la demandante, quien ostenta diversas marcas nacionales e internacionales anteriores a la adquisicin del dominio por parte del demandado. Asimismo debe señalarse que reiteradas decisiones han considerado que el mero registro no otorga intereses ni derechos legtimos sobre un nombre de dominio.

(c) Que cuando tuvo conocimiento de la demanda el 31 de enero de 2001, el demandado procedi a incluir informacin sobre el municipio de Vallehermoso, en el que no reside.

(d) De tal forma, es fcil argumentar un inters. Adems, el hecho de que oculte su identidad y su residencia a travs de unas iniciales y de una direccin postal, respectivamente, dicen poco de su inters legtimo y mucho de su mala fe. La falta de inters tambin se desprende del uso de una direccin de correo electrnico impersonal de "terra" en lugar de usar una direccin bajo su dominio <vallehermoso.com>.

(e) Que el demandado ha instrumentado una operacin para eludir los argumentos contenidos en la demanda, que conoca de antemano, al interponerse contra el anterior titular, por lo que puede suceder que se haya efectuado una transferencia entre ambos registrantes, o que el anterior titular del dominio <vallehermoso.com>, perdiese el inters, pero al enterarse de la demanda lo volviera a registrar aparentando ser un nuevo usuario.

(f) Que sea quien sea el demandado, tras la notificacin de la demanda el 31 de enero o el 7 de febrero de 2001, debera haberse puesto en contacto con la demandante y optar por otro nombre, como por ejemplo, "garajonay.com", lugar al que pertenece el municipio de Vallehermoso. Adems, el demandado no es la persona legitimada para dar informacin sobre el municipio de Vallehermoso al no ser un representante del mismo.

(g) La demandante tiene el convencimiento de que el nombre de dominio <vallehermoso.com> ha sido registrado con mala fe con el nico fin de obtener un beneficio econmico superior al sufragado al registrar el nombre. Coincidir con la denominacin marcaria de la principal compaña inmobiliaria española es demasiada coincidencia.

(h) Que la marca "vallehermoso" es notoria, y como han señalado resoluciones anteriores, el hecho de que el demandado resida en el lugar en donde tambin est la residencia de la demandante o de una de sus filiales implica que deba tener conocimiento previo del uso que haca la demandante de su denominacin. Como la demandante tambin presta sus servicios en Las Palmas (domicilio del demandado) podemos inferir que era conocedor de la notoriedad de la marca.

(i) La demandante considera que, con base en sus argumentos, existen suficientes evidencias de la mala fe del demandado, quien sin duda conoce el prestigio de la denominacin "vallehermoso" y que a buen seguro tena en mente transferir el nombre de dominio al demandante a cambio de un precio sustancialmente superior al del registro. Por todo ello solicita la transferencia del dominio.

5.2. El demandado.

(a) El demandado afirma que el 31 de enero de 2001 registr el dominio <vallehermoso.com> porque estaba disponible, y que cuando el 7 de febrero de 2001 le notificaron una demanda en la que le relacionaban con el anterior dueño del dominio (Pullman AG) hasta el punto de afirmar que exista un acuerdo entre ambos, le sorprendi muchsimo porque es totalmente falso.

(b) Considera que la Ley de Marcas es slo aplicable al trfico comercial y econmico, y el Demandado no hace uso comercial con fines econmicos del dominio <vallehermoso.com>, por ello deduce que la demandante pretende confundir al arbitro.

(c) Con relacin al artculo de prensa que public el diario "Expansin" y en el cual apareca publicada la decisin sobre el caso "Banesto.com", el demandado asegura que jams en su vida ha ledo una sola pgina de dicho peridico, y que la conclusin que extrae el demandante de mezclar ese artculo con la ley de marcas es una suposicin incierta.

(d) Afirma el demandado que no importa quien tenga ms poder econmico o ms xito comercial, sino de lo que es justo o no. Que ha inscrito el nombre porque es de un municipio muy querido de su tierra, declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1986, y que forma parte del parque nacional de Garajonay. Que lo que l pretende es hacer llegar a la humanidad la belleza y cultura de Vallehermoso mediante internet, pues internet no solo sirve a fines empresariales.

(e) Opina que la demandante se equivoca al decir que no tiene ningn derecho ni inters legtimo. Por ser canario y por encantarle la geografa e historia de su tierra considera tener legtimo inters, considerando que no es necesario tener una marca registrada para mostrar informacin e imgenes de un lugar geogrfico. En este sentido, afirma que con su actitud cumple con los motivos que, segn la Poltica, justificaran el uso legtimo del dominio.

(f) Que es falso que introdujera contenidos en su pgina segn tuvo conocimiento de la anterior demanda, puesto que la primera noticia que tuvo fue el da 7 de febrero de 2001 momento en que la pgina ya mostraba contenidos. Las acusaciones que vierte la demandante en este sentido son inciertas y calumniosas.

(g) Que no ha intentado ocultar su identidad en ningn momento, y que las iniciales C.Z. tan solo aparecen en los campos de consulta pblica del registro, pero que, como se ha visto, el Registrador tiene su identidad completa. Que en cuanto a lo de utilizar un apartado de correos, lo hace por que le es ms cmodo por motivos personales, y que no saba que tenerlo fuera actuar de mala fe. En cuanto a la acusacin relativa a la utilizacin de un e-mail impersonal, considera que no lo es, puesto que corresponde a las iniciales de su nombre y apellido (cz) y a Las Palmas de Gran Canaria, su lugar de residencia (lpgc), y que si no utiliza uno colgado de su dominio <vallehermoso.com> es porque todava no tiene servicio de alojamiento.

(h) Considera increble que se le acuse de habrsele despertado el inters por el municipio de Vallehermoso con la interposicin de la demanda, pues l no saba nada cuando compr el dominio, que estaba libre, ni cuando busc alojamiento y cambi los DNS con el solo objetivo de mostrar la belleza de este lugar de Canarias.

(i) Que ciertamente no se puso en contacto con la demandante para cederles el nombre. Pero no entiende porqu razn debera de haberlo hecho despus de recibir una demanda, puesto que, adems, ni la demandante se puso a su vez en contacto con l ni es su intencin vender el dominio a la empresa demandante. Tampoco tiene ningn otro tipo de inters lucrativo sino simplemente un inters informativo. De la misma forma, ese inters se centra en el municipio de Vallehermoso, razn por la que no entiende las palabras de la demandante que le sugiere que dedique un sitio web al parque Garajonay, l est interesado en Vallehermoso, lugar en el que ha pasado muy buenos momentos.

 

6. Debate y conclusiones.

6.1 Reglas aplicables y cuestin previa

(a) El apartado 15.a) del "Reglamento" encomienda al panel la decisin de la demanda sobre la base de:

- Las manifestaciones y los documentos presentados por las partes.

- Lo dispuesto en la "Poltica" y en el propio "Reglamento", y

- De acuerdo con cualesquiera reglas y principios de Derecho que el panel considere aplicables.

(b) Las normas o principios aplicables al procedimiento que no sean la Poltica, el Reglamento y el Reglamento Adicional, no deben suponer un trato diferente o desigual en relacin con los nacionales de pases que no sean parte en la controversia concreta y cuyas normas o principios nacionales puedan ser diferentes a los aplicados. En tal sentido, debern aplicarse normas internacional y convencionalmente uniformes, como tambin lo son las que rigen en el procedimiento administrativo, y slo en su defecto las legislaciones nacionales podrn tenerse en cuenta a efectos interpretativos o aclaratorios.

(c) De acuerdo con lo anterior y en el sentido apuntado, teniendo en cuenta la comn nacionalidad y domicilio españoles de la demandante y del demandado se tendrn en cuenta, junto a las reglas de la poltica uniforme y dems normas y principios convencionales aplicables, la ley de marcas española.

6.2 Examen de los requisitos para la posible estimacin de la demanda contenidos en el apartado 4.a) de la poltica uniforme.

Estos son:

- Que el nombre de dominio registrado por el demandado sea idntico, u ofrezca semejanza que produzca la confusin, con una marca de productos o servicios sobre la que la demandante tenga derechos.

- Que el demandado carezca de derechos o inters legtimo en relacin con el nombre de dominio, y

- Que el nombre de dominio haya sido registrado y usado de mala fe.

El apartado 4 a) de la Poltica establece que el demandante deber probar la presencia de cada uno de los tres elementos, aunque el prrafo 4 c) de la Poltica parece que invierta la carga de la prueba señalando un nmero abierto de posibilidades mediante las cuales el demandado podr demostrar su inters; este extremo debe entenderse as ya que no se nos oculta la dificultad que para el demandante entraña probar el segundo de los tres elementos, que consiste en una prueba negativa.

6.2.1. Identidad o similitud entre el nombre de dominio y la marca.

Pocas dudas cabe respecto a la identidad entre las denominaciones enfrentadas. La denominacin social de la demandante, objeto de numerosas marcas nacionales españolas y comunitarias, es idntica letra por letra a la denominacin que el demandado utiliza en su dominio <vallehermoso.com>, sin que el Panel considere necesario razonar una vez ms sobre la irrelevancia distintiva de la partcula correspondiente al gTLD sobre la que tantas decisiones ya se han pronunciado.

La demandante ha probado el requisito de la Poltica, Pargrafo 4(a)(i).

6.2.2. Posible existencia de derechos o intereses legtimos por parte de el demandado titular del nombre de dominio.

Considera la demandante que el demandado tena que conocer el prestigio de la marca de la demandante lo cual evidencia su mala fe. Para apoyar esto aporta, de una parte, ingente informacin sobre la marca aparecida en prensa econmica especializada y en internet, y para establecer la relacin entre el demandado y la marca, efecta un complicado silogismo sobre la necesaria lectura del diario Expansin "adjuntamos copia de la noticia aparecida en el diario Expansin () en la que se comenta el caso BANESTO, en donde se cita literalmente el texto de la resolucin () dada la gran difusin del medio en que la noticia fue publicada y dado que el demandado reside en España es indudable que conoce el contenido de la resolucin indicada" (sic). Al margen de que este primer argumento alegado por la demandante no va dirigido a probar el segundo de los elementos, sino ms bien el tercero. El Panel considera que el diario Expansin es de circulacin restringida, y en unos mbitos muy determinados, en los que s es de general conocimiento, por lo que el razonamiento de la demandante carece de todo fundamento.

El demandado ha adquirido el nombre de dominio cuando ste estaba libre segn aparece en el documento presentado por la propia demandante (doc n 1 del escrito de demanda) y segn la propia demandante especula en su escrito de demanda: "pudo suceder que el anterior titular perdiese el inters en el dominio y decidiese no renovar las tasas, pero al tener conocimiento de la demanda () decidiese registrarlo de nuevo" (sic). Por lo tanto, no puede tenerse en cuenta la hiptesis alegada por la demandante consistente en que el anterior titular del dominio transfiriese a favor del demandado el nombre de dominio en cuanto tuvo conocimiento de la demanda que, adems, tampoco ha sido objeto de prueba alguna por parte de la demandante.

El nombre de dominio se identifica plenamente con el que recibe el municipio de Vallehermoso de La Gomera al que, segn afirma el demandado, dedica el sitio web. Es una denominacin comn y genrica, explicativa de las caractersticas del municipio a travs del sustantivo "valle" que identifica la orografa del lugar y el adjetivo "hermoso". Es una estructura comn usada en muchos lugares del mundo (vallbona, vallegrande, sunvalley, etc..). Probablemente el municipio adopt dicha denominacin mucho antes de que la demandante lo inscribiera como marca para distinguir determinados productos y servicios.

Por lo tanto, que el demandado no tenga una marca no es obstculo para que pueda defender un inters legtimo. La demandante afirma que "no es precisamente la persona legitimada para (ofrecer informacin) al no ser un representante del municipio." (sic). El Panel no comparte esta aseveracin, pues cualquiera tiene derecho a expresar y divulgar informacin sobre lo que le convenga y por el medio que sea con la sola condicin de que respete los dems derechos y los derechos de los dems. En esta ocasin, el derecho de marca de la demandante no puede pretender tener un mejor derecho que el propio nombre del municipio. Otra cosa es si el demandado est legitimado para apropiarse del nombre de dominio correspondiente a dicho municipio. Pero desde esa perspectiva, como nombre del municipio, slo el propio municipio estara legitimado para discutirlo.

El sitio web dispone de contenidos desde antes de haber recibido cualquier aviso de la controversia, pues a pesar de que la demandante afirma que el demandado tena conocimiento previo (a la notificacin) de la demanda, nada ha probado. Los escasos contenidos del sitio web versan sobre la historia, los parajes ms destacados, la geografa o la gastronoma de la zona. El Panel ha descubierto que son una copia idntica de los que aparecen en la pgina "http://ccdis.dis.ulpgc.es/canarias/lagomera /lagomera.html", pero como la demandante no ha probado que el demandado carezca de licencia o autorizacin para utilizarlos, el Panel tampoco puede utilizar este parmetro para valorar la existencia de inters legtimo.

Lo cierto es que, como el propio demandado asegura, hace un uso no comercial del nombre y el Panel considera que nada en su actitud hace pensar que tenga intencin de desviar a los consumidores o de empañar el buen nombre de la marca de productos o de servicios de la demandante, as como que tampoco tiene nimo de lucro. Todas las afirmaciones que hace la demandante en este sentido son suposiciones que no se sustentan en prueba alguna.

En todo caso, el inters que alega el demandado es tenue. Se trata de un inters repentino por el municipio, pues no se le conocen estudios geogrficos o histricos anteriores, ni libros o artculos sobre el tema. Sin embargo parece que tiene un inters estable por los nombres de dominio, puesto que el Panel ha localizado dos antecedentes en el UDRP en los que el demandado era parte: los casos D2000-0863 McGraw-Hill c./ Juan Carlos Zamora Guadalupe y D-2001-0017 Grupo Ferrovial c./ Carlos Zamora; este inters por los dominios estara aparentemente ms acorde con su condicin de estudiante de informtica y sistemas en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

El Panel considera que la existencia de ese inters es muy dbil pero que hoy por hoy existe o, cuanto menos, la demandante no ha probado lo contrario, y mientras las circunstancias no cambien, el procedimiento no es de aplicacin al presente caso, pues sea cual sea la impresin que el Panel tenga sobre el alegado inters del demandado en relacin con el nombre de dominio objeto del presente procedimiento y con los que lo han sido de otros procedimientos, el UDRP est previsto para perseguir actos de "cybersquatting" y no para perseguir a "cybersquatters".

6.2.3. Posible existencia de mala fe en el registro y uso del nombre de dominio.

Los parcos argumentos y escasas pruebas aportadas por la demandante, junto con las localizadas por el Panel, arrojan fundadas sospechas sobre la mala fe del demandado, que no obstante, no puede utilizarse, a juicio del Panel, para probar plenamente su falta de inters. Por ello, al no haber quedado probado el segundo de los elementos del prrafo 4 a) de la Poltica, puesto que los requisitos deben probarse y cumplirse separada y acumulativamente, no procede seguir analizando el ltimo de los tres elementos.

En todo caso, el Panel quiere hacer saber que lo nico que est valorando es si la Poltica es o no de aplicacin al caso concreto, pero en ningn momento se est prejuzgando la cuestin de fondo, sobre la que el Panel tiene pocas dudas, pero en la cual, siguiendo la Poltica, no puede entrar. Pero que el UDRP no sea de aplicacin atendidas las circunstancias en que se ha presentado la demanda, no quiere decir que pueda ser de aplicacin si las circunstancias cambian o que, en todo momento, el caso pueda ser sometido a la jurisdiccin de los tribunales de justicia.

 

7. Decisin

En base a lo expuesto el Panel resuelve que la demandante no ha probado, de acuerdo con el artculo 4 apartado a) de la Poltica Uniforme que concurran los tres requisitos contemplados en dicho apartado. En consecuencia la demanda es desestimada.

 


 

Mario A. Sol Muntañola
Panelista Unico

Fecha: 21 de abril de 2001

 

: https://internet-law.ru/intlaw/udrp/2001/d2001-0170.html

 

:

 


 

:


ArtStyle Group

!

, , .

, .