'  '




:

















:

:


 

Centro de Arbitraje y Mediacin de la OMPI

 

DECISIN DEL PANEL ADMINISTRATIVO

Ediciones Plyades, S.A. v. Alejandro Barrada Martn

Caso No. D2005-0505

 

1. Las Partes

La Demandante es Ediciones Plyades, S.A. representada por Saez Herrero Patentes y Marcas, S.L., Espaa, con domicilio en Pl. Conde Valle Suchil, 20, 28015 Madrid, Espaa.

El Demandado es Alejandro Barrada Martn, con domicilio en Grupo ABM, c/ San Germn, 18, 08014 Barcelona, Espaa.

 

2. El Nombre de Dominio y el Registrador

La demanda tiene como objeto el nombre de dominio <quiztotal.com>.

El registrador del citado dominio es Go Daddy Software, domiciliada en 14455 North Hayden Rd. Suite 219, Scottsdale, AZ85260, Arizona, Estados Unidos de Amrica.

 

3. Iter Procedimental

La Demanda se present ante el Centro de Arbitraje y Mediacin de la OMPI (el “Centro”) el10demayode2005. Con esa misma fecha el Centro envi al registrador va correo electrnico una solicitud de verificacin registral en relacin con el nombre de dominio en cuestin, quien a su vez respondi al Centro en esa misma fecha confirmando que el demandado es la persona que figura como registrante, proporcionando a su vez los datos del contacto administrativo tcnico y de facturacin del dominio controvertido. El Centro verific que la demanda cumpla los requisitos formales de la Poltica Uniforme de Solucin de Controversias en materia de Nombres de Dominio (la “Poltica”), el Reglamento de la Poltica Uniforme en Solucin de Controversias en materia de Nombres de Dominio (el “Reglamento”), y el Reglamento Adicional de la Poltica Uniforme de Solucin de controversias en materia de Nombres de Dominio (el “Reglamento Adicional”).

De conformidad con los prrafos 2.a) y 4.a) del Reglamento, el Centro notific formalmente la Demanda al Demandado, dando comienzo al procedimiento el17demayode2005. De conformidad con el prrafo 5.a) del Reglamento, el plazo para contestar la Demanda se fij para el6dejuniode2005. El Escrito de Contestacin a la Demanda lleg al Centro con fecha 9 de Juniode2005 a travs de correo electrnico cursado por el demandado, aduciendo que sta ya haba sido enviada con anterioridad. A ello, con fecha 9 de junio, respondi el Centro mediante comunicacin dirigida a ambas partes indicando que sera puesto el texto de esa “carta apelativa” a disposicin del Experto para que decidiera si debiera ser o no tomado en consideracin a la hora de dictar la decisin.

A este respecto, la representacin de la solicitante envi con esa misma fecha 9 de junio una comunicacin al Centro sealando que la citada “carta apelativa” no puede ser considerada como un escrito de contestacin a la demanda vlido, al haberse presentado fuera de plazo y que, por tanto, no puede ser tenida en cuenta a la hora de dictar la decisin.

El Centro nombr a Luis H. de Larramendi como miembro nico del Grupo Administrativo de Expertos el da 15 de juniode2005, recibiendo la Declaracin de Aceptacin y de Imparcialidad e Independencia, en conformidad con el prrafo 7 del Reglamento. El Experto nico considera que su nombramiento se ajusta a las normas del procedimiento.

El plazo fijado para la emisin de una decisin por el Panel en la notificacin de 15deJulio anteriormente aludida, es del29dejuniode2005.

 

4. Cuestin previa relativa a la admisibilidad de las alegaciones presentadas por el demandado

A la vista de la descripcin de hechos relativos al procedimiento descrito en el anterior apartado, se hace necesario, teniendo en cuenta la peticin expresa cursada por la firma demandante de que no sea aceptada la contestacin presentada fuera de plazo por el demandado, una decisin expresa a este respecto.

El Artculo 5.e) del Reglamento seala expresamente que:

“Si el demandado no presenta un escrito de contestacin, siempre y cuando no existan circunstancias excepcionales, el Grupo de Expertos resolver la controversia basndose en la demanda”.

Por su parte, el Artculo 10.b) de ese mismo Reglamento seala que:

“En todos los casos, el Grupo de Expertos se asegurar que las partes son tratadas con igualdad y de que a cada parte se le ofrezca una ocasin justa para presentar su caso”.

Asimismo, el Artculo 14-b) de la misma disposicin seala que:

“Si una parte, sin que existan circunstancias excepcionales, incumple alguna disposicin o exigencia del presente Reglamento o alguna demanda del Grupo de Expertos, ste ltimo sacar las conclusiones que estime apropiadas”.

Teniendo en cuenta lo anterior este Panel considera relevante, a efectos de decidir la presente cuestin:

- Que no nos encontramos ante un supuesto en el que pueda apreciarse que el demandado, por dejadez o desinters, envi fuera de plazo su escrito de contestacin sin haberse producido por propia iniciativa contactos con el Centro, antes del plazo para presentarlo. Ello lo demuestra el envo por parte del demandado de su correo electrnico al Centro de fecha 12 de Mayode2005.

- Que, aunque resulte irrelevante en cuanto a su influencia el fondo del procedimiento, ya entonces el demandado dej patente su intencin de participar en el mismo, al esperar una llamada telefnica “aclaratoria” del administrador del procedimiento (que, por no estar contemplada en el Reglamento, no se produjo).

- Que slo esa “carta apelativa” constituye un verdadero alegato de contestacin a la demanda presentada por describirse en l, independientemente de su relevancia, las razones en las que el demandado apoya su pretensin de mantener el dominio controvertido.

Por todo ello, el Panel entiende que concurren circunstancias suficientemente excepcionales como para que, razonablemente, se considere que el Panel debe ejercer la facultad que le confiere el citado Artculo 10-b) del Reglamento.

El Panel, por consiguiente, proceder a emitir su decisin tomando en consideracin los argumentos contenidos en el escrito de contestacin presentado por el demandado, fuera de plazo.

 

5. Antecedentes de hecho

5.1. La firma demandante, Ediciones Plyades, S.A., ostenta la titularidad de los registros de marca espaoles 562421, 1033930, 1033091, 1033932, 1033933, 1757790, 1279171 para productos y servicios de las clases del Nomencltor Internacional 16, 35, 38, 41, 42, 38 y 16 respectivamente, todos ellos para la denominacin QUIZ, as como el registro de marca n 1279172 QUIZ EXTRA para productos en clase 16, segn se acredita por los anexos 5 a 9 del escrito de demanda.

5.2. El demandado, Alejandro Barrada Martn, es, aparentemente, de nacionalidad espaola y reside en Barcelona, Espaa.

5.3. Son tambin, a juicio de este Panel, dignos de tenerse en cuenta a los efectos del presente procedimiento, los hechos que a continuacin se relacionan:

- Que al intentar acceder al sitio web identificado por el dominio controvertido, el usuario es reconducido a la pgina identificada con el dominio “www.goodyes.com” registrado igualmente a nombre del demandado, D. Alejandro Barrada Martn.

- Que el sitio web identificado con el dominio controvertido se ofrece la posibilidad de acceder online a diversos juegos y pasatiempos de distinta naturaleza.

- Que la firma demandante trat de ponerse en contacto con el demandado mediante burofax de fecha 29 de Abrilde2004, como demuestran el anexo 13 del escrito de contestacin a la demanda.

- Que el Panel ha realizado investigaciones adicionales a travs de Internet, detectando que la primera referencia que se obtiene al efectuar una bsqueda por la palabra QUIZ sin ms adicin, es precisamente la pgina web identificada con el dominio “www.quiz.es” del demandante, y que, adicionalmente, habiendo efectuado la bsqueda de la palabra QUIZ en el Diccionario de la Real Academia Espaola, sta no se contempla en el mismo.

- Que el Panel reconoce la notoriedad de Quiz en el sector de las publicaciones de ocio y pasatiempos.

 

6. Alegaciones de las partes

6.1. Demandante

La representacin de la parte demandante establece en su escrito de demanda:

- Que el demandante es titular, entre otros, de los registros de marca nos. 562421 QUIZ en clase 16 del Nomencltor Internacional, con prioridad 18 de Mayo 1968, 1033930 QUIZ para servicios de la clase 3 del Nomencltor Internacional, con prioridad de 8 de Abrilde1983, 1033091 QUIZ para servicios de la clase 38 del Nomencltor Internacional y con prioridad de 8 de Abrilde1983, 1033932 QUIZ, para servicios de la clase 41 del Nomencltor Internacional, con prioridad 8 de Abrilde1983, 1033933 QUIZ, para servicios de la clase 42 del Nomencltor Internacional y con prioridad de 8 de Abrilde1983, 1757790 QUIZ para servicios de la clase 38 del Nomencltor Internacional, con prioridad de 23 de Abril 1993, 1279171 QUIZ, para productos de la clase 16 del Nomencltor Internacional, con prioridad 19 de Octubrede1988 y 1279172 QUIZ EXTRA (grafica), para productos de la clase 16 del Nomencltor Internacional, con prioridad 19 de Octubrede1988.

- Que con fecha 29 de Abrilde2004, dirigi el demandado, va burofax, una comunicacin conminndole a eliminar del sitio web identificado con el dominio controvertido, cualquier referencia a la marca QUIZ; a comprometerse a no usarla en ningn otro medio, y a eliminar cualquier tipo de publicidad con cualquier alusin a la marca QUIZ.

- Que entre las marcas cuya titularidad ostenta el demandante y el dominio controvertido existe una “casi identidad denominativa”.

- Que QUIZ es una marca renombrada, y notoriamente conocida en los sectores de publicaciones, de ocio y de entretenimiento, tanto a nivel nacional como internacional.

- Que no asiste al demandado derecho o inters legtimo alguno sobre la denominacin QUIZ, y que su nica vinculacin con la misma es el registro del dominio controvertido, que obedece a su intento de aprovecharse o intentar perjudicar a la firma demandante.

- Que el registro se produjo de mala fe, considerando que la firma demandante es una conocida empresa espaola que ha llevado a cabo grandes esfuerzos publicitarios para dar a conocer sus publicaciones de ocio y pasatiempos, y que no puede alegarse por el demandado el desconocimiento de la marca QUIZ en el momento de efectuar el registro.

- Que, adems, esa mala fe queda constatada por el hecho de que en el sitio web identificado con el dominio controvertido se ofrece la posibilidad de obtener “online”, juegos y pasatiempos de la misma naturaleza que los que comercializa la demandante con su marca QUIZ desde largo tiempo.

- Que, igualmente, la mala fe aducida se constata por el redireccionamiento del dominio controvertido al sitio web identificado con el dominio “www.goodyes.com”, del que tambin es titular el demandado.

Con base en todo lo anterior, la firma demandante solicita la transferencia a su favor del dominio controvertido.

6.2. El Demandado

El demandado ya hecho constar en su escrito de contestacin a la demanda:

- Que QUIZ TOTAL es un juego de autodefinidos creado en 2003, de carcter gratuito, orientado al entretenimiento de la comunidad hispano-parlante, aficionada a los juegos autodefinidos.

- Que en la actualidad cuenta con varios miles de usuarios registrados y ms de cien mil pginas vistas.

- Que QUIZ TOTAL no ha hecho, ni hace, referencia a la marca QUIZ.

- Que no tiene el demandado fin lucrativo alguno.

- Que “QUIZ” es una palabra internacional que significa “concurso” y que nadie puede prohibir su utilizacin, y ms an teniendo en cuenta que va seguida del vocablo “TOTAL”, que es otra palabra del diccionario.

- Que el dominio de la firma demandante tiene la terminacin <.es>, que no guarda relacin alguna ni parecido con la terminacin <.com>.

- Que las marcas del demandante y el dominio controvertido son casi idnticos, pero no idnticos del todo.

- Que s tiene intereses legtimos sobre el dominio controvertido, en primer lugar, porque es un juego ampliamente reconocido, y en segundo, porque con los ingresos que obtiene puede sufragarse el albergue y el hosting.

- Que no se dirigi ningn burofax al demandado, segn afirma la demandante.

- Que, abiertos a que el demandante se ahorre dinero y no pierda usuarios por sus malas intenciones, ofrece la posibilidad de adquirir el juego en s, advirtiendo que si se le despoja del dominio <quiztotal.com>, podra cambiar de nombre sin perder adeptos en 48/72 horas y que si no se desiste de la demanda y se accede a negociar, se vera obligado a comunicar las malas intenciones de la revista QUIZ, a travs de Ediciones Plyades, S.L., a todos los usuarios del juego.

En base a lo anterior, el demando solicita la desestimacin de la demanda.

 

7. Debate y conclusiones

A. Identidad o similitud hasta el punto de causar confusin

El primer requisito del prrafo 4.a) de la Poltica Uniforma establece que presupuesto para la admisibilidad de la demanda:

“Que el dominio registrado por el demandado sea idntico, u ofrezca semejanza que produzca confusin, con una marca de productos o servicios anterior sobre la que el demandante tenga derechos.

A este respecto debe sealarse, como ya se ha hecho constar en el apartado correspondiente de las alegaciones de las partes, que a juicio del demandante existe una casi identidad total entre el dominio controvertido, en relacin con las marcas del demandante, y que el demandado afirma que “es casi idntico, pero no lo es”.

Evidentemente, este Panel considera que el elemento verdaderamente distintivo del dominio controvertido viene determinado por el trmino QUIZ, y que ste se ha constituido con la mera adicin del trmino TOTAL, que no implica sino que el producto o servicio al que se refiere la denominacin QUIZ TOTAL es “100% QUIZ”, por lo que no aporta ninguna distintividad aadida que pudiera permitir concluir que existe un mayor alejamiento.

Es claro, por otra parte, que la terminacin <.com”> es irrelevante a efectos comparativos.

La afirmacin del demandado de que, en relacin con las marcas de mi mandante, el dominio controvertido es “casi idntico, pero no lo es”, no viene sino a confirmar que, incluso en el caso de que se determine que no existe identidad en los elementos ms relevantes de ambos conjuntos, existe suficiente semejanza para producir confusin entre los mismos, alternativa que tambin se encuentra contemplada en el primer requisito del prrafo 4.a) de la Poltica Uniforme.

El Panel entiende, por consiguiente, que el demandante ha acreditado la concurrencia de este primer requisito en el supuesto planteado.

B. Derechos o intereses legtimos

Teniendo en cuenta las particularidades del supuesto que ha de ser examinado, as como determinadas alegaciones efectuadas por el demandado, el Panel entiende que el anlisis de la concurrencia de este segundo requisito debe ser materializado desde una doble vertiente:

- En primer lugar, constatar la posible subsuncin de caso planteado en una o varias de las circunstancias concretas que enumera el prrafo 4-c) de la Poltica Uniforme.

- En segundo lugar, que la posible justificacin de la existencia o inters legtimo en el dominio controvertido por parte del demandado, pueda descansar en una pretendida genericidad del trmino QUIZ, protegido por los registros de marca de la demandante, siendo ste el nico argumento verdaderamente aducido por el demandado en su defensa.

B.1.- Como bien es sabido, el prrafo 4.c) de la Poltica establece circunstancias en base a las cuales puede demostrarse la existencia de derechos e intereses legtimos sobre el dominio controvertido a favor del demandado, y que son:

- Que antes de haber recibido cualquier aviso de la controversia, el demandado haba utilizado el nombre de dominio efectuando preparativos demostrables para su utilizacin o un nombre correspondiente al nombre del dominio en relacin con una oferta de buena fe de productos o servicios.

- Que el demandado ha sido conocido corrientemente por el nombre de dominio, an cuando no haya adquirido derechos de marca de productos o servicios.

- Que el demandado haya hecho un uso legtimo y leal o no comercial del nombre de dominio, sin intencin de desviar a los consumidores de manera equvoca o de empaar el buen nombre de la marca de productos o servicios en cuestin, con nimo de lucro.

El Panel considera que no es posible equiparar la finalidad que el propio demandado reconoce haber perseguido con el registro del nombre de dominio controvertido con un uso o con actos preparativos de ese uso en relacin con una oferta de buena de fe de productos y servicios .

En efecto, esa oferta, en este caso de servicios, de juegos y pasatiempos “online” tuvo lugar sin duda antes de producirse el inicio de la disputa, pero en ningn momento el concepto de “buena fe” puede ser aplicado a este supuesto.

La razn no es otra que la del hecho de que la marca QUIZ, en el sector de las publicaciones de ocio y entretenimiento, y particular en el de los pasatiempos, ha venido siendo ya desde hace tiempo una marca notoriamente conocida, no slo porque as lo aduce la firma demandante en su escrito de demanda (aunque no haya aportado todas las pruebas que hubieran resultado deseables), sino porque esa notoriedad le consta al Panel y ya le constaba antes de la recepcin del expediente administrativo. Por otra parte, el demandado analiza someramente en su escrito la pretensin por parte de la firma demandada de que se aplique al presente supuesto lo dispuesto en el Artculo 8.1 de la vigente Ley Espaola de Marcas en relacin con el plus especial de proteccin que ha de otorgarse a los signos notorios o renombrados en Espaa, sin negar en ningn momento esa notoriedad.

Difcilmente puede entenderse, por consiguiente, que el demandado no conociera la existencia de las publicaciones relativas a pasatiempos y juegos comercializado por la firma demandante con la marca QUIZ, y pueda entenderse que el registro del dominio <quiztotal.com>, para prestar precisamente esos mismos servicios, pueda considerarse de buena fe.

- Tampoco se desprende del escrito de contestacin a la demanda, ni se ha aportado por el demandado documento alguno que lo acredite, el hecho de que se pueda considerar que el titular de un dominio controvertido es o ha sido comnmente conocido por la denominacin a la que se refiere.

Bien es cierto que al acceder a la pgina identificada con el dominio controvertido, se muestran al que lo observa una serie de leyendas en movimiento que hacen referencia al Grupo ABM, directamente relacionado con D. Alejandro Barranda Martn (pues las siglas son coincidentes con las del demandado), pero ello no implica la imposibilidad de que cualquier usuario que haya visitado o visite dicho sitio web, llegue a la clara conclusin de que la denominacin QUIZ TOTAL no guarda relacin alguna con la denominacin QUIZ que ya conoce, puesto que en la mayora de los casos, muchas grandes marcas no son directamente asociadas por el pblico a su origen empresarial, no siempre conocido ni constitutivo ese conocimiento de una cuestin de inters para el usuario.

- Por ltimo, difcilmente creble resulta la afirmacin del demandado (punto 5 de su escrito de demanda) de que no exista fin lucrativo alguno “ni de perjudicamiento o beneficencia ni para QUIZ, ni para revistas del sector. Adems de no tener capital y ser gente de buena fe”.

Una cuestin es que no se pretenda cobrar al usuario pago alguno por disfrutar de los juegos que se ofrecen en la pgina web identificada por el dominio controvertido, y otra bien diferente es que esa pgina web, tal y como ya se ha indicado, se encuentre redireccionada a una pgina identificada con el dominio “www.goodyes.com”, del que es titular el demandado, y que al final en el contenido de la pgina se pueda leer en la parte inferior mediante leyendas movibles el siguiente texto:

“Te gustara disponer de web – Te gustara disponer de una web como sta – 100% actualizable va base de datos – Gestin de usuarios, procedimientos automatizados – donde dispongas de un panel de control – donde puedas editar todo su contenido desde la web – una web con diseo profesional basada en ASP – un suporte de atencin 24 horas – www.grupabm.com - especialistas en diseo web – www.grupabm.com”

Es evidente, por tanto, que aunque se ofrezcan gratuitamente el acceso y la participacin en juegos y otros pasatiempos en la pgina web identificada por el dominio controvertido, no puede concluirse que no exista inters comercial alguno si, por esa va, se promocionan servicios como diseo web y multimedia alta en buscadores, posicionamiento web, etc.

B.2. Por ltimo, necesaria mencin debe hacerse al argumento, a juicio de este Panel el ms desarrollado por el demandado, para justificar su derecho e inters legtimo del dominio controvertido, de la pretendida genericidad y, por tanto, disponibilidad para ser usado por cualquier tercero, de la denominacin QUIZ.

A ese respecto, este Panel slo puede responder con el hecho incuestionable de que existe un derecho de marca firme y reconocido oficialmente sobre la denominacin QUIZ, inscrito a favor de la firma demandante, y tambin que entrar a valorar esa pretendida genericidad sera igual que cuestionar o dudar de la validez o procedencia de ese registro o registros, lo que no constituye ni la intencin, ni la funcin de este Panel a la hora de dictar esta decisin. Este mismo criterio fue seguido tambin en decisiones como la decisin OMPI D2001-0219 (The Colombian Coffee Federation Inc. vs. Future Disk Media and George Haverly) o la decisin OMPI D2003-0370 (Manufacturas Pals vs. Pablo Paz Corral).

El Panel entiende que resulta perfectamente apropiada la aplicacin, pretendida por la parte demandante, en el supuesto que nos ocupa, de lo dispuesto en el Artculo 8.1 de la Ley 17/2001 de Marcas, en la que se seala que “no puede registrarse como marca un signo que sea idntico o semejante a una marca o nombre comercial anteriores aunque solicite su registro para productos o servicios que no sean similares a los protegidos por dichos signos anteriores cuando, por ser estos notorios o renombrados, el uso de esa marca pueda indicar una conexin entre los productos o servicios amparados por la misma...”

Lo mismo puede decirse del contenido del Artculo 34.3-e) del mismo cuerpo legal que establece que un titular de marca puede prohibir que los terceros sin su consentimiento “usen el signo en redes de comunicacin telemtica y como nombre de dominio”.

A mayor abundamiento, y contrariamente a lo afirmado por el demandado en su escrito de contestacin, este Panel ha consultado a travs de la red el Diccionario de la Real Academia Espaola de la Lengua, habiendo verificado que no incluye ni define el vocablo QUIZ.

Consecuentemente, la alegacin relativa a la pretendida genericidad del termino QUIZ, debe ser considerada como totalmente irrelevante a los efectos de justificar la existencia de un inters legtimo o derecho a favor del demandado en relacin con el dominio controvertido.

Este Panel concluye que la firma demandante ha probado tambin suficientemente la concurrencia del segundo requisito contenido en el prrafo 4.a) de la Poltica Uniforme.

C. Registro y uso del nombre de dominio de mala fe

Para el anlisis de este ltimo requisito el Panel har uso de la facultad que le confiere el prrafo 4.b) de la Poltica, de no circunscribirse innecesariamente a las cuatro circunstancias que, de concurrir, aunque sea individualmente, evidenciaran un uso y registro de mala fe.

Este Panel estima que de las alegaciones y documentacin aportadas por ambas partes no puede deducirse que el demandado haya registrado el dominio, a pesar del ofrecimiento solapado que con tono ciertamente amenazante contiene el ltimo prrafo de su escrito de contestacin, con el fin de venderlo por un coste superior a su registro (4.b.i), que haya registrado el dominio para impedir al titular de la marca identificada en el dominio correspondiente (aunque de hecho, lo impide), o que si as fuere, ello constituya un patrn de conducta del demandado (4.b.ii), ni que haya obtenido el dominio para perjudicar el negocio de un competidor (4.b.iii).

No obstante, este Panel considera que la actuacin y proceder del demandado si es perfectamente subsumible en el supuesto contemplado en el apartado 4.b.iv) en el sentido de que haya podido registrar el dominio intencionadamente para atraer internautas a su pgina web con el fin de obtener una ganancia comercial creando confusin con la marca del demandante.

Ya ha aceptado este Panel la premisa de que la marca QUIZ es notoriamente conocida en el sector de las publicaciones de ocio y pasatiempos. Si ya de por s es rechazable que se proceda al registro de un dominio que identifique una marca notoria para, a travs de esa pgina, ofrecer servicios no relacionados con ella, ms an debe serlo, a pesar de que ese ofrecimiento se haga a ttulo gratuito, al ofrecer los servicios propios del que registr la marca, ya que es precisamente el acceso a esos pasatiempos, (a los que el usuario habr llegado empujado por el pretendido patrocinio de la marca QUIZ), el que ofrece a dicho usuario luego la posibilidad de contratar otros servicios que ninguna relacin guardan; es sin duda en ese paso ltimo donde se encuentra el resultado del proceso de “atraer internautas a su pgina web con el fin de obtener una ganancia comercial creando confusin con la marca demandante”.

En este contexto el demando pretende reducir esa intencin de ganancia comercial, segn sus propias palabras a “los ingresos para poder pagarse el hosting/albergue, etc.”, pero ni siquiera ello podra evitar que se llegara a la conclusin de que existe verdadero inters lucrativo y que, aunque sea para fines tan bsicos, se est obteniendo una ganancia econmica que de otro modo no se obtendra.

En relacin con el posible uso de mala fe, el Panel entiende que debe resultar nuevamente aplicable en este supuesto el razonamiento incluido en la decisin OMPI D2000-0239 (J. Garca Carrin, S.A. vs. M Jos Cataln Frias) en la que se seala que “quien acta de mala fe para registrar un dominio lo usar de mala fe, porque la mala fe se vincula al conocimiento que tena en el momento de registrar de estar perjudicando, sin causa legtima, a los derechos de un tercero”.

Como no es plausible, en modo alguno, que el demandado hubiera procedido a la creacin del dominio <quiztotal.com>, residiendo adems en el mismo pas que la demandante, sin conocer la notoriedad de la marca QUIZ en relacin con esos servicios que precisamente se dispona a prestar en la pgina web identificada por dicho dominio, es incuestionable la conclusin de que era consciente de estar perjudicando el derecho de un tercero.

Por otro lado, debe insistirse tambin en que no puede haber mayor paradigma de mala fe en el uso de un signo distintivo a la hora de materializar su uso que, sindole ya conocida su existencia al que intenta registrar, proceda a su registro, y, a mayor abundamiento, ofrezca servicios y productos de la misma naturaleza que los que son inherentes al signo protegido por ese derecho previo, sea gratuita u onerosamente.

La conclusin del Panel, por tanto, es que el demandando ha registrado y usado el dominio controvertido de mala fe, por lo que se considera que el demandante ha conseguido tambin probar la concurrencia del tercer requisito contenido en el prrafo 4-a) de la Poltica Uniforme.

 

8. Decisin

El Panel Administrativo, con base en todo lo expuesto, considera que el demandado ha obtenido un registro de nombre semejante a las marcas del demandante, siendo tal semejanza suficiente como para provocar confusin; y que lo hizo sin inters legtimo o derecho alguno, as como que ha procedido al registro y uso del mismo de mala fe.

Como consecuencia de ello, decide y ordena que el dominio <quiztotal.com> sea transferido a la firma demandante.


Luis H. de Larramendi
Experto nico

Fecha: 28 de Juniode2005

 

: https://internet-law.ru/intlaw/udrp/2005/d2005-0505.html

 

:

 


 

:




:







!

, , .

, .